[Recomendados] Altered Carbon: el tipo de ciencia ficción que ya vimos

MEH! | Recomendados | ALTERED CARBON

El primer viernes de febrero Netflix estrenó los diez episodios de Altered Carbon. En un contexto en el que la ciencia ficción y la fantasía vienen en alza, la plataforma de streaming no solo no podía quedar afuera sino que además ofrece más de una ficción. Rememorando grandes clásicos del cine como Blade Runner, The Fifth Element y Demolition Man, la gran pregunta es si esta historia realmente se permite ir un poco más allá e innovar en el género o cae en los lugares comunes y repite fórmulas que no siempre funcionan.

Altered Carbon se desarrolla en una sociedad en donde la muerte es superada y nuestra vida se archiva en un dispositivo (pila) que puede ser instalado en nuevos cuerpos (fundas). Allí conocemos a Takeshi Kovacs (Joel Kinnaman) que, después de estar en suspensión durante 250 años, despierta en un nuevo cuerpo y se encuentra frente a un mundo completamente diferente. Como Enviado, un guerrero que posee habilidades físicas y psicológicas superiores a las de la mayoría, es contratado por Laurens Brancroft (James Purefoy), un hombre de negocios multimillonario que necesita descubrir quién lo mató.

MEH! | Recomendados | ALTERED CARBON

Adaptación de la primera de tres novelas que componen la serie “Takeshi Kovacs” de Richard K. Morgan, en este universo se explora la idea sobre qué es lo que nos hace humanos y el interrogante de hasta dónde el hombre puede jugar a ser Dios o descartar esta idea por completo y abrazar el credo de que el ser humano es su máximo creador por derecho propio.

El modelo distópico en series de televisión

Leticia: La ciencia ficción, un género que durante mucho tiempo fue bastardeado y ninguneado, hoy vive uno de sus mejores momentos. No solo recobran vigencia clásicos como “1984”, “A Brave New World” o “Do Androids Dream Of Electric Sheep?” (A.K.A. Blade Runner) y “Farenheit 451” sino que obras más nuevas consiguen su adaptación a la pantalla chica, como es el caso de Altered Carbon. Lo que no deja de llamarme la atención es que ahora, en un contexto social como el que tenemos, de tecnologías que no dejar de avanzar y tecnofobias que intentan alertarnos sobre los excesos (hola Black Mirror), en la ficción el miedo siempre le gana a la esperanza. La reproducción de las distopías y el desencanto ante lo que se viene me lleva a pensar en la poca fe que nos tenemos como especie. Si bien no se me prendió esta lamparita con Altered Carbon, porque es un tema del que hablamos más o menos seguido, sí pude agudizar un poco el análisis luego de ver Electric Dreams y de volver a pensar en Westworld y Utopia.

Para la RAE distopía es la “representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alienación humana”. Distopía como contrario de utopía, del mundo ideal en el que todo es perfecto y funciona. ¿Cómo podría un mundo habitado por humanos ser perfecto? No puedo siquiera imaginarlo pero no tengo problema en hacer una representación mental clara de un mundo en el que todo se fue al tacho, en el cual la brecha entre los que más tienen y los que tienen casi nada decide (más que ahora) si vivís para siempre o te relegan a una pila que va a quedar tirada quién sabe donde, con una consciencia latente que nunca va a ser vivida. Ese fue el lugar desde el que me sentí interpelada por Altered Carbon, desde el lugar del potencial desperdiciado y de los mundos inevitablemente condenados a fracasar  por nuestras miserias.

Soledad: Es cierto que durante mucho tiempo tanto la ciencia ficción como la fantasía fueron considerados géneros menores en el que solo algunas producciones o autores se destacaban. Sin embargo eso jamás significó que dichas producciones no tuviesen seguidores y un enorme grupo de fanáticos, conformándose siempre como géneros populares. En este sentido si miramos un poco en lo que seria la historia de la ciencia ficción, hay dos etapas muy fáciles de notar: un primer momento en el cual la tecnología se conforma como la “esperanza” de la humanidad y un segundo en donde es construida como el motivo de destrucción de los seres humanos. Pensándolo brevemente creo que hoy en día nos encontramos con un tercer momento en el cual estas dos etapas previas se combinan y vemos cómo la tecnología puede ser ambas: destrucción y esperanza. Lo que toma un giro fundamental es lo que el ser humano hace con dichas tecnologías y cómo actúa en su rol de creador. Altered Carbon responde a ese paradigma de una manera perfecta y aunque no estoy segura que lo pueda considerar una distopía al 100%, sí es interesante ver cómo proyecta problemas de la sociedad actual en este posible futuro; permitiéndonos reflexionar sobre lo que estamos viviendo en el aquí y ahora.

Una historia de desencuentros, venganzas y algo más

Soledad: No leí el libro de Morgan (probablemente tampoco lo lea) asi que mi opinión está absolutamente limitada al universo construido en la serie. Y, en mi experiencia como espectadora, la historia no trae absolutamente nada nuevo y lo que cuenta lo hemos visto muchísimas veces. Pero como ya sabemos esto no es necesariamente malo sino que lo interesante es ver qué hacen con los elementos conocidos y cómo construyen a partir de esos lugares comunes que ya forman parte de nuestro recorrido. Ante esta idea para mí existe un momento que marca un antes/después en la serie en donde creo que pasa de una “muy buena serie” a una “más o menos”. Este punto de inflexión es cuando la historia pasa de la investigación del asesinato de Brancroft a la construcción y enfrentamiento contra la verdadera villana. En lo personal creo que en ese momento en el cual los hermanos empiezan a enfrentarse la serie pierde muchísimo en todo tipo de sentidos: desde la tensión y narratividad, hasta el interés y las sorpresas que podría haber generado, siendo también el momento en donde encontré la mayor cantidad de clichés y obviedades. En definitiva no la caracterizaría como una serie mediocre, pobre o aburrida así como tampoco como una serie asombrosa; se trata de una producción con una buena historia, un excelente trabajo del protagonista, una estética interesante y que despierta melancolías y excelentes secuencias de acción. Tampoco me detendría en la parte moral dado que, desde la verosimilitud de la serie, el planteo casi no viene por ese lado y el “quienes somos verdaderamente” es tratado como un tema secundario.

Leticia: Como decías, hay claramente dos momentos en la serie. El primero es un policial futurista hecho y derecho, que funciona con las reglas del género y está muy bien. El segundo, en el que aparece la verdadera mala de la historia  es en el que, para mí, las cosas empiezan a irse un poco en picada. En el segundo acto lo que noté es que quisieron meter muchas cosas y en ese afán varias quedaron en un meh extraño. No me resultó convincente la motivación de Rei para volverse TAN mala, el tema del asesinato de Bancrof se perdió por varios episodios para resolverse mágicamente hacia el final, la recuperación de Lizzie dentro de la realidad virtual tomó demasiado importancia. Así como digo esto, digo que el episodio del flashback me resultó muy interesante para entender qué son los Enviados y por qué son importantes,  cómo funciona Tak, qué lo motiva y qué culpas lo corroen. Que todo eso sucediera con otro actor haciendo el mismo personaje fue un acierto enorme.

La riqueza de los personajes

Leticia: Con Joel Kinnaman tengo un amor inmenso desde esa primera temporada de The Killing cuando nos enamoró para siempre con su Holder. Lo vengo siguiendo y todo lo que ha hecho es excelente, desde la remake de Robocop hasta su Conway de House Of Cards. Como te decía el otro día, agradezco que MARVEL no lo haya elegido como Thor porque nos habrían privado de verlo en esta galería de personajes súper interesantes. Su Takeshi Kovacs es un tipo reflexivo, que no pega por pegar sino que ejerce un control casi táctico sobre su cuerpo. Sus monólogos internos son un disfrute particular porque esa voz, oh, esa voz… puedo escucharlo durante horas y horas leyendo la guía telefónica. Él es lo mejor a nivel actuación, te diría que el único que me convence por completo. Con la Kristin Ortega de Martha Higareda tengo un problema y es que me resulta demasiado cliché: que sea mexicana y todo sea “pinche canica” y por todo se enoje y putee resulta molesto. No solo me parece un error de guión sino que ella lo sobreactúa, sobre todo en los primeros episodios. James Purefoy está correcto pero nada del otro mundo porque su personaje tampoco exige demasiado. Me gusta mucho la Rei de Dichen Lachman que, más allá de que su historia me parece muy previsible, ella pone el cuerpo al servicio del personaje y eso le da un plus enorme. La pelea de las clones contra Ortega estuvo muy pero muy buena y Lachman se luce. Puntito aparte para Poe (Chris Conner) que es mi personaje favorito. Hemos visto muchas personificaciones de Edgar Allan Poe pero ninguna me gustó tanto como esta porque la mirada de Conner le dio eso que siempre percibí en Poe al leerlo y no puedo explicar muy bien qué es ¿Añoranza? ¿Tristeza? ¿Nostalgia? ¿Exceso de empatía? No lo sé.

Soledad: Creo que la mayoría de nosotros conocimos a Joel Kinnaman por su papel en The Killing y más aún cuando estuvo disponible en Netflix y la plataforma se hizo responsable de su última temporada. En lo personal creo que su mejor actuación es en la primera temporada de esta serie en donde vemos cómo su personaje trata ser su verdadero yo, al mismo tiempo en que lucha contra sus propios fantasmas. No lo ví en Robocop e intento estar lo más alejada de House of Cards posible (¡qué serie del demonio!), pero coincido en que Takeshi parece un personaje hecho 100% para él. Está verdaderamente bien en su rol, la voz en off y el trabajo de todas las escenas de acción es alucinante, pero mi favorita es la salida de la clínica de tortura. Es sencillamente espectacular y la pongo al lado de la secuencia del ketchup en Banshee, la del ascensor de Fargo o la de la masa de The Punisher. Sin embargo creo que lo que más me gustó es el trabajo en conjunto que hizo Kinnaman con Will Yun Lee; no dudo un segundo en que uno realmente puede imaginarlos como la misma persona en cuerpos diferentes.

En cuanto al resto del cast la verdad que, en lo personal, pasan sin pena ni gloria. Ninguno me llamó la atención ni pareció destacable, aunque guardo con cariño algunos momentos de cada uno de ellos.

Leticia: Me parece que dejaron todo servido para que en una posible temporada dos, Tak sea Will Yun Lee, sobre todo ahora que sabemos que Joel va a trabajar en la versión serie de Hanna (Amazon) al lado de, ni más ni menos que ¡Mireille Enos! ❤ ❤ ❤

Soledad: Sí, de hecho ya medio que se está hablando de la segunda temporada sin él.

Sobre la narratividad y los aspectos estéticos

Soledad: Junto con Kinnaman lo más interesante de esta producción está relacionado con la construcción visual de este mundo futurista. Sé que todos están a punto con Blade Runner (que, en lo personal, 2049 no solo me pareció mala sino que hace muchos años no salía tan enojada del cine) pero para mí tiene mucho más de Demolition Man y The Fifth Element. Cómo construyeron las ideas de “tecnologia”, “perdición”, “abuso”, “excesos” y “underground” realmente me encantó y aquellos robos pasados por homenajes, no me molestaron para nada (¡Epa! A Stranger Things sí le perdonamos todo ¡eh!). Por el lado de narratividad la verdad que lo único que me parece destacar es el hecho de lo bien utilizados que están los flashbacks y la voz en off, porque por el otro no hay demasiado y nos encontramos con una narrativa bastante lineal.

Con todo esto dicho me da un poco de risa que la imagen que tengamos del futuro sea, principalmente, se capaces de crear un holograma gigante de una chica en bolas. Un-poco-básico.

Leticia: Todo el mundo está con Blade Runner porque la tenemos muy presente; 2049 se estrenó en octubre del año pasado y acaba de recibir algunas nominaciones al Oscar. A muchos nos encantó y está bueno ver resignificado de manera copada algo que te gusta y es tan pregnante. También encontré cosas de Ghost in the Shell y por supuesto que tiene otras tantas resonancias, porque el mundo de la ciencia ficción hay un gran imaginario compartido. No solo el cine aporta a esta construcción; la literatura sci-fi clásica es una influencia constante para los creadores audiovisuales que se meten en el género. Autores como Philip K. Dick y Ray Bradbury (por nombrar solo un par) están siendo revisitados/adaptados a las pantallas en cantidad, con mejores o peores resultados (necesito ver YA la nueva versión de Farenheit 451). Un día tendríamos que hacer una charla sobre hasta dónde es homenaje, recreación o afano, porque lo que decís de Stranger Things es exactamente así, se le perdona todo porque no sé, los nenes son adorables (?)

Cómo hacer personajes femeninos fuertes sin victimizarlos

Leticia: Hace unos días estaba leyendo los tweets de Jessica Chastain en relación a las declaraciones de Uma Thurman y su experiencia durante la filmación de Kill Bill. El que más resonó en mí fue uno que decía algo así: Cuando la violencia hacias las mujeres es utilizada como un elemento de la trama para que esos personajes sean más fuertes, tenemos un problema. Ser violada o golpeada no es lo que empodera y aún así muchas películas lo toman como el momento “fénix” para las mujeres. No necesitamos del abuso para ser poderosas. Ya lo somos.

Me quedé pensando en eso y en los personajes femeninos de Altered Carbon, en Lisbeth Salander, en varios personajes masculinos y en cómo el sufrimiento es un motor en la ficción para empujar a los personajes a la acción, sean del sexo/género que sean.

En Altered Carbon lo vi parejo, no solo los personajes femeninos resurgen a partir de una tragedia. Bancroft se moviliza luego de ser asesinado; Tak Kovacs fue hijo de un padre abusivo al que asesinó y a raíz de eso es que va a parar a las fuerzas especiales del Protectorado; Lizzie se constituye como un arma mortal luego de haber sido asesinada, violada y dejada para ser comida de ratas; Rei quedó sola luego de la muerte de sus padres y el abandono de su hermano y fue “adoptada” por la mafia yakuza. En esta historia nadie la pasa bien y son esas circunstancias las que hacen que la historia no solo avance sino que tenga un por qué en las acciones de los personajes. Es cierto también que los cuerpos que vemos destrozados, golpeados y mutilados son, mayoritariamente, de mujeres. En los burdeles, en las realidades virtuales, son mujeres las que se la pasan siendo reenfundadas para volver a ser víctimas de hombres que necesitan sacarse las ganas de matar y violar. Pero como digo esto, digo también que la líder de la rebelión anti-inmortalidad es una mujer afroamericana, la villana es una mujer asiática y la representante de la ley  que no es corrupta es una mujer latina. ¡Uf! podemos estar horas y horas hablando de esto.

Soledad: Creo que el dolor y la tragedia son siempre motores de cambio, de resignificación y movimiento. Y lo es tanto para hombres como para mujeres aunque, sin dudas, el tipo de dolor y tragedias que vivimos las mujeres y los hombres pueden ser (y son) construidas de una manera diferente.En este sentido creo que no nos sirve ser universalistas porque también tenemos ejemplos de ficciones en que las mujeres son poderosas (buenas, malas y más o menos) por otros motivos.

Para mí el foco principal es el de la diversidad y valorar que nos encontramos con diferentes construcciones, distintos personajes, con recorridos diversos y también resultados dispares. También creo que tenemos que tener cuidado porque si bien estamos en tiempos de redefiniciones eso no significa que todos los personajes tienen que ser mujeres o, que lo sean tampoco significa igualdad o diversidad.

Ficha técnica:

    • Género: Ciencia Ficción. Policial futurista.
    • Basada en: “Altered Carbon”, de Richard K. Morgan, publicado en 2002. Pertenece a la serie “Takeshi Kovacs”.
    • Creadora: Laeta Kalogridis.
    • Elenco: Joel Kinnaman, James Purefoy, Martha Higareda, Chris Conner, Dichen Lachman, Ato Essandoh, Kristin Lehman, Trieu Tran, Renée Elise Golsdberry, Will Yun Lee, Hayley Law.
    • Música de créditos: Jeff Russo.
    • Productores ejecutivos: Brian Nelson, James Middleton, David Ellison, Dana Goldberg, Marcy Ross, Mike Medavoy, Arnold W. Messer, Bradley J. Fischer, James Vanderbilt,Nick Hurran,Russel Friend, Garrett Lerner, Steve Blackman, Laeta Kalogridis.
    • Productor: John G. Lenic.
    • Compañías de producción: Virago Productions, Mythology Entertainment, Phoenix Pictures, Skydance Television.
    • Episodios: diez de 44-46 minutos cada uno.
    • Estreno: Netflix, 2 de febrero de 2018.

 

¿Sos fan de las series de televisión? Seguinos en Twitter o Facebook . También podés seguir a las chicas MEH!: LetiBellini o SoleVenesio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s