2017: cuáles fueron nuestras series favoritas

MEH-Balance

En un momento en que el universo seriéfilo está en expansión, el balance de fin de año se vuelve una tarea complicada en la cual, aunque no lo queramos, siempre terminamos dejando alguna serie afuera. La lista de “todos los estrenos” no solo es poco realista sino también ¿cómo terminarla?

Ante esta situación, las chicas MEH! decidimos invitar a varios de nuestros amigos para que decida cuál fue su serie favorita y subir las apuesta porque se enfrentaron ante la difícil tarea de solo tener que elegir una.

Cristian Phoyu: “Un Gallo para Esculapio”

Un Gallo para EsculapioSi bien siempre hubo buenas series argentinas, no recuerdo cuándo fue la última vez que una producción nacional me generaba lo que me generó Un Gallo Para Esculapio. Con un título poco llamativo, un protagonista (Peter Lanzani) que, aunque venga perfeccionándose, no era garantía de nada; resultó una verdadera sorpresa que me lleva a colocarla a la altura de cualquiera de las producciones internacionales de las que hablamos todos los días.

Una historia potentísima, arriesgada en todos los frentes, con un elenco que brilla (sobre todo, el soberbio Luis Brandoni), la serie es mucho más de lo que una breve sinopsis puede resumir: el camino de cada personaje, sus luchas internas, las búsquedas que emprenden a lo largo de la temporada; son plasmadas con sensibilidad y brutalidad gracias a un excelente guión y a una dirección que es un lujo. Bruno Stagnaro logra poesía en cada encuadre del trágico conurbano que habitan sus seres, Peter Lanzani se consagra.

Es la gran serie argentina del año y, por qué no, de los últimos tiempos.

Podés leer la crítica de Cristian acá.

Ana Manson: “Big Little Lies”

Big Little LiesCuando Big Little Lies salió, no fui de las primeras personas en verla. A pesar de que trabajan algunas de mis actrices preferidas, me tomé mi tiempo. Leí muchas críticas positivas y así, con las expectativas por el cielo, la empecé unos meses después. Creo que pocas series me movilizaron tanto; la forma en la que conecté con los personajes fue increíble, cada una de ellas con dimensiones que superaban todo lo que había visto hasta el momento y rompían con los tópicos de las “historias sobre mujeres”. El nivel de compromiso en cada actuación, en cada línea de diálogo, la sororidad contra todo pronóstico. La sorpresa de creer estar viendo algo y que resulte otra cosa completamente distinta.
Me parece una temporada perfecta de principio a fin y volvería a verla mil veces. Pero ahora que se confirmó la segunda temporada, tengo un poco de miedo. La primera tuvo un cierre redondo y es de esas que no necesitan continuación. Sin embargo habrá que confiar en el equipo creativo y, mientras tanto, disfrutar de todos los premios que está pegando; al punto en que, las nominaciones a los Globos de Oro, incluyeron a dos actrices por categoría porque era imposible dejar a alguna de las protagonistas afuera.
Ojalá mantengan el nivel de la serie y nos vuelvan a sorprender el año que viene.

Walter Pulero: “The Handmad’s Tale”

The Handmaid's TaleSi sos mujer y vivieras en el mundo de The Handmaid’s Tale, Gilead vendría a ser el infierno mismo. Un régimen militar que reemplazó a la democracia y en donde las ciudadanas deben elegir entre la sumisión, la violación y la muerte. En ese universo, las pocas que no fueron alcanzadas por la epidemia extendida que afectó a la mayoría de las mujeres con la infertilidad, son las “criadas” del título, quienes perdieron todo derecho y son condenadas a ser esclavas de los jerarcas.

Basada en el libro de Margaret Atwood, esta serie distópica presenta un excelente trabajo de Elisabeth Moss, quien pone todo el peso del relato sobre sus hombros de forma conmovedora. Del mismo modo, los silencios en cada uno de los planos y el clímax que se construye cada 15 minutos, nos permiten percibir el miedo de estas mujeres, al que sentimos demasiado real. Es mérito de los guionistas, quienes supieron actualizar la historia para que nos sea mucho más cercana, con referencias a las redes sociales y la tecnología, algo que no encontrarán quienes hayan leído la historia de la escritora canadiense.

Podríamos realizar un comparativo con obras como Fahrenheit 451 (Ray Bradbury, 1953) y La naranja mecánica (Anthony Burgess, 1962) para comprender las bases de este cuento siniestro. Pero sin dudas The Handmaid’s Tale cuenta con identidad propia y permitió a millones de mujeres alrededor del mundo inspirarse en esta ficción para defender sus derechos y no seguir dormidas.

Maru Manson: “The Marvelous Mrs. Maisel”

The Marvelous Mrs. MaiselLa noticia de que Amy Sherman- Palladino se embarcaba en un nuevo proyecto de la mano de Amazon  (luego del hermoso cierre de Gilmore Girls con su especial en Netflix) fue recibida de manera muy grata, sobre todos por quienes supimos seguir las desventuras de Rori y Lorelai Gilmore a lo largo de nuestra adolescencia (y no tanto).  Unos meses después de dicha noticia,  llegó “The Marvelours Mrs. Maisel” y es así como –casi a fin de año- nos encontramos ante una de las series más frescas del año. La premisa es sencilla y los temas que aborda también, básicamente una “chica bien” se separa, vuelve a vivir con sus hijos al piso de sus padres y comienza una serie de desventuras jamás pensadas en la New York de fines de los 50.

El desarrollo de personajes, la estética y música hacen de esta serie una joyita para los seriéfilos más entrenados, ya que los Palladino tienen una impronta bastante particular que quizás resulte un poco abrumadora para los espectadores acostumbrados a los productos mainstream un tanto más lineales. Por momentos la trama puede resultar un poco vaga o con un curso no bien definido pero la riqueza de la serie pareciera yacer en sus otros puntos fuertes. Rachel Brosnahan brilla y enamora como Rachel “Midge” Maisel, Alex Borstein tampoco tiene desperdicio alguno y el elenco que las acompaña también hace de las suyas.  En resumen, una linda opción para salir un poco del molde y sumergirnos en la maravillosa vida de Mrs. Maisel.

Leticia Bellini: “Legion”

LegionEste año estuvo plagado de grandes estrenos, series que por distintos motivos (historia, actuaciones, producción) nos dejaron con la boca abierta. En lo particular mi año se definió bien temprano: el 8 de febrero estrenó Legion y desde el primer episodio fue amor absoluto. Ni las gráficas ni los trailers me habían preparado para lo que fue la corta (ocho episodios) pero contundente temporada  de la serie de FX. La historia de David Haller (Dan Stevens) no es solamente  la del pobre mutante que no puede con sus poderes y se vuelve loco sino que va muchísimo más allá: Legion pone en duda la existencia misma de la realidad tal cual la percibimos. Si bien tiene puntos en común, no es exactamente el tipo de cuestionamiento al que nos invitaba Westworld , que partía desde lo biológico y se expandía hacia la creación de la conciencia por la mano del hombre. Lo que hace Legion es meterse en la cabeza de David y en las nuestras para desestructurar todo aquello que damos por sentado desde lo sensorial. Todo lo que vemos, lo que tocamos, lo que degustamos es puesto en duda por los motivos más inexplicables.

El mundo se da vuelta y solo nos queda aceptar el desafío o quedar en el camino.

Sole Venesio: “Patriot”

Patriot

Siguiendo un poco con lo que empezaba Leticia, no hay dudas en que elegir una serie del 2017 fue una tarea imposible. Y, al hacerlo, uno deja tantas cosas afuera que ni siquiera se anima a leer el ¿Y por qué no sumaste a…?. Desde The Handmaids Tale, para hablar de Legion y sin dejar de lado la vuelta de Twin Peaks o Star Trek: Dicovery fue un año grandioso. Pero, desde mi experiencia, son series de las cuales también esperaba mucho y no me sorprende que hayan conquistado la pantalla chica.

Sin embargo (y quienes me leen, ya deben estar cansados de mi propaganda) para mí 2017 trajo una producción implacable que, como tantas otras, pasó desapercibida: Patriot. Si bien he disfrutado de muchas series en lo que va del año, hace mucho que no me pasaba de extrañar a personajes de aquellas producciones que terminé. Muy graciosa, con escenas de acción, una fotografía implecable, juegos de planos y personajes alucinantes, es la típica serie que me conquista. Si además de eso sumo la enorme sorpresa de encontrarla casi de casualidad o el hecho de poder embanderarme con su estampa para difundirla, solo puedo pensar que esto “era lo que tenía que pasar” (meant to be) y, esa lista enorme de series que amé, por sí sola resalta mi obvia ganadora.

¿Sos fan de las series de televisión? Seguinos en Twitter oFacebook . También podés seguir a las chicas MEH!:LetiBellini o SoleVenesio

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s