Twin Peaks: la ópera prima de David Lynch y Mark Frost

Twin Peaks: The Return
Twin Peaks: The Return | Showtime

Twin Peaks volvió para rompernos nuestras cabezas seriéfilas y dejarnos con más interrogantes que respuestas. Bautizada por Showtime como “Twin Peaks: The Return”, esta tercera temporada tiene 18 episodios que fueron, en su totalidad, escritos por David Lynch y Mark Frost, y dirigidos por Lynch. Reviviendo una pasión lyncheana que parecía dormida, esta vuelta conquistó a los fanáticos de primera y última hora.

 Twin Peaks: The Return | Showtime 
Twin Peaks: The Return | Showtime

Llegando a finales del 2014, todos los amantes de las series nos sorprendimos con la noticia de que Twin Peaks estaba volviendo a suceder. Sus creadores, David Lynch y Mark Frost, lo anunciaron en sus cuentas oficiales de Twitter y Showtime tomaba la posta para que esto fuera posible.

Con muchísimas idas y vueltas, explotaron las especulaciones sobre fechas de estreno, la composición del reparto y si la historia retomaría desde el mismo lugar en que, el 10 de junio de 1991, la habíamos dejado. Aunque algunas cosas se fueron confirmando a medida que el tiempo avanzaba, otras tantas se guardaron en los cajones más secretos de la mente de Lynch.

Y fue para sus 26 años que disfrutamos de la tercera temporada de Twin Peaks, la cual nos dejó tan confundidas como admiradas. Por eso aprovechamos la oportunidad para reflexionar qué pasó en la televisión en ese período y por qué la increíble evolución en cantidad y calidad de contenidos se debe ni más ni menos que a Twin Peaks, la madre de todas las series.

El antes y el después de la televisión

Leticia: La edad hace que recuerde el momento en que Twin Peaks se estrenó en Argentina, en el viejo Canal 9 de Romay. Las publicidades la anunciaban como “la serie que revoluciona a los Estados Unidos”. Esa esa frase me quedó grabada, era un gancho tremendo en una época en el cable no llegaba a todos lados y muchos solo podíamos ver los cinco canales de aire. Era raro que llegara un estreno en relativo paralelo con los Estados Unidos. Quise mirarla pero como la daban después de las diez de la  noche, debía ser para mayores y no me dejaron. Años después (en 1999) la vi en Uniseries y entendí que la decisión de mis padres de no dejarme verla a los 11 fue acertada. Una chica aparece muerta, envuelta en plástico, todo el pueblo queda shockeado y, a medida que la historia avanza, vemos que las drogas, el abuso sexual y la prostitución tienen mucho que ver en esa muerte.

Fue entonces que entendí por qué era una serie revolucionaria.

Twin Peaks era distinta a las series que ya venía viendo. Amaba a Buffy, X-Files era mi religión y aún así, ese pueblo con personajes tan pintorescos como extraños y aterradores, me seguía generando una gran incógnita. ¿Cómo puede ser que mostraran todo eso en la tele de principios de los ‘90? ¿Cómo podía ser que un director de cine de renombre, como ya lo era David Lynch, decidiera hacer televisión? Televisión, un formato que hasta el momento era considerado inferior, muy por debajo de la glamorosa pantalla grande.

Lynch había estado nominado al Oscar como mejor director por The Elephant Man y Blue Velvet, pero eso no le impidió “rebajarse” y hacer una serie para “la caja boba”. Lynch y Mark Frost (veterano de la TV, quien aportaba el know-how de esta industria) lograron subvertir el prejuicio de que la tele solo servía para noticias, deportes y soap-operas. Le dieron a la televisión entidad propia, demostrando que se podían contar historias crudas, violentas, delirantes, oníricas y despiadadas con originalidad y calidad cinematográfica, y que las personas lo miraran. Lo que Lynch y Frost hicieron fue empezar a pensar en los televidentes como sujetos activos a los que se podía interpelar. Forzaron los límites, se pelearon con los ejecutivos de la ABC (cadena en la que se emitieron las dos primeras temporadas) y, por un rato al menos, en ese contexto, se salieron con la suya.

Soledad: Y sobre todo esto que contás, creo que no hubo mejor momento para volver que el actual. No es misterio que Lynch no quería contar la identidad del asesino y que fue obligado a hacerlo, así como tampoco cerró la serie como quería. Pero yo cada vez estoy más en contra de la idea de que la televisión tuvo una etapa de “caja boba” porque creo que, en realidad, se trata del mismo tipo de público académico que condenó a la fotografía como expresión artística. Superando todo eso, sí es innegable que cada vez más las personas consumimos contenido (más y por más tiempo), situación a la que le sumamos que la estructura clásica de una temporada se acortó, el resultado es obvio: más producciones por mes. En el boom se generó una búsqueda de ser diferencial y el aumento de presupuestos para proyectos televisivos. En un momento tan álgido, el regreso de Twin Peaks solo resulta perfecto porque no hay duda de que tanto Lynch como Frost tienen una mente diferente.

Lo irónico es que Twin Peaks: Fire Walk with Me fue abucheada en Cannes y hoy, en 2017, la proyectan en el Festival de Mar del Plata.

Twin Peaks: The Return | Showtime
Twin Peaks: The Return | Showtime

El surrealismo cinematográfico

Soledad: No sé cómo es ser David Lynch en este mundo en donde todos, siempre, buscan una explicación y vos solo querés dar pistas, invitar a experiencias y pedirles que se dejen llevar. Una de las cosas que menos me gustó de esta temporada fue la reacción de los fans que, sin aparente límite, necesitaban explicar absolutamente todo. Casi no dejaron lugar a la explicación personal, al recorrido individual y al desarrollo de ideas personales.

No tengo ninguna duda de que Lynch siempre tuvo un manejo increíble de lo onírico (lo cual no significa necesariamente algo surrealista o dadaísta) y que, si te lo permitís, la experiencia visual es maravillosa. A mí, en ese sentido, me gustó mucho lo que hizo aunque debo admitir que la repetición de ciertas secuencias me terminaron por cansar. Entiendo que sos Lynch y que querés darte tus caprichos, pero hubo algunos cierres que me parecieron agotadores (y ni hablar de algunos cameos).

Como experiencia creo que la dupla supo no solo superar todos los temores de los repentinos fanáticos sino también volver a romper con las necesidades de la televisión del 2017 en donde la pomposidad de efectos especiales sin duda le ha ganado a las historias.

Leticia: Una de las cosas que me pregunto siempre al ver algo de Lynch es qué tiene este tipo en la cabeza. No alcanzo a comprender cómo un tipo tan amable, dedicado a la meditación y con una gran reputación en su parte humana, puede crear mundos tan perturbadores como el de Twin Peaks (aunque lo pienso más en relación a Inland Empire, película que al día de hoy no volví a ver por lo mal que me hizo en el cine). La única respuesta que encuentro es que es un artista de esos que aparecen una vez cada tantísimo, un  adelantado a su tiempo. Como decís, podemos encontrar rastros surrealistas o dadístas, pero no creo que ninguna caja de etiquetas le termine de sentar a lo que hace.

Lo onírico es, claramente, lo que hace girar esta rueda pikkie. Creo que la escena en la que aparece Monica Belucci nos lo termina de gritar fuerte y claro, como para que no haya lugar a confusiones. Esa duda constante de no saber si estamos viendo la realidad como tal o como mundo de las ideas en lo personal me resulta fascinante. Y si hay algo que esta vuelta tuvo fue esa incógnita constante, que deliberadamente no fue respondida:. ¿Es el futuro o es el pasado? ¿Qué año es éste?

Los riesgos de volver (y sus resultados)

Leticia: La decisión de volver con Twin Peaks rondaba en la cabeza de Lynch y Frost desde hacía varios años y, en una entrevista que Sabrina Sutherland dio al podcast Twin Peaks: Unwrapped, dijo que ella comenzó a estar involucrada en esta vuelta en 2012, sobre todo en lo referido a presupuestos. Sutherland dijo también que Lynch y Frost ya habían comenzado a escribir algo nuevo bastante antes de contactarla, por lo que podemos deducir que el regreso no fue algo precipitado ni forzado sino todo lo contrario.

Pero volver después de veintipico de años significaba hacerlo cuando por la televisión habían pasado producciones como The Sopranos, The Wire, Six Feet Under, Game Of Thrones (HBO), Lost, Mad Men y Breaking Bad (AMC) y habían nacido plataformas como Netflix y, con ella, otras tantas plataformas de streaming que redefinieron por completo los hábitos de consumo televisivo a nivel mundial.

Y, aunque vigente, la vuelta de Twin Peaks era arriesgadísima. Con el correr de los episodios, nos dimos cuenta que Lynch y Frost encararon el proyecto como una gran película de 18 horas y no como episodios separados. ¿El resultado? Para mí, la cantidad de episodios podría haber sido menor. Podrían haber sido 14 y creo que el resultado habría sido el mismo. No digo que no disfruté a carcajadas de los casi tres minutos del tipo barriendo en el Roadhouse o que cada una de las performances musicales no abriera una puerta interesante para escuchar artistas amados o conocer nuevos. Pero algunos ajustes en este aspecto, el de la compresión de algunas tramas o escenas, no me habrían molestado.

Más allá de eso, Twin Peaks volvió a innovar como nadie (episodio 8, hablo de vos <3), nos dejó en claro que nada de lo que vimos es terreno firme y que toda la historia que nos están contando desde 1990 puede reformularse hasta el fin de los tiempos.

Soledad: Con tantas vueltas y series zombies, creo que ya hemos aprendido a dejar de lado esta idea de “necesario o innecesario” y permitirnos ver para luego responder esa pregunta. En lo personal yo era feliz con la idea de que volviera porque, como con tantas otras, no tuve la chance de verlas en vivo o emitiendo. Ser parte del universo de mis producciones favoritas, es una de las cosas que más disfruto de todas las etiquetas que me quiera/n poner. Creo que, como decís, volver a la televisión era un gran riesgo porque ya existe toda una generación que no conoce la televisión en donde Twin Peaks nació y que acercarse a esas dos primera temporadas pudo no resultarle fácil. En esto creo que una vez más logró demostrar que no todo está hecho o dicho en el formato y que todavía existen muchas posibilidades. También pienso que, porque es Lynch, lo dejamos escaparse con algunas cosas que a otras series no le perdonaríamos. Coincido en que, con menos episodios, podrían haber funcionado igual de bien pero nunca sentí que se me hiciera largo.

El octavo episodio me gustó mucho y lo sigo viendo como un gran homenaje a Georges Méliès, padre del surrealismo cinematográfico. Pero tengo otras escenas favoritas en esta vuelta: la madre y el hijo corriendo, los homenajes a quienes no están, la bifurcación narrativa.

En Fuera de Serie, Sole también estuvo charlando sobre “Twin Peaks: The Return” y pueden leerla acá.

Como fans: reencontrarnos con los personajes

Soledad: En lo personal creo que Star Wars hizo un mejor trabajo presentando viejos personajes e introduciendo la nueva generación a la saga. En esto creo que The X-Files falló horriblemente y que Twin Peaks tuvo un intermedio de “podría estar mejor”. Me gustó volver a ver a varios de los personajes pero creo que la mejor participación fue la de Catherine Coulson a quien además tuvimos que despedir de este plano terrenal. Siempre fue uno de mis personajes favoritos y creo que Coulson había logrado algo muy divertido e interesante con ella. Tener la chance de verla, una última vez, en pantalla es algo por lo cual voy a estar agradecida por siempre.

Leticia: Lo que te pasa a vos con la Log Lady me pasa con Cooper. Es, al día de hoy, mi personaje masculino favorito en una serie y no voy a mentir. Los primeros episodios en los que lo vimos como Dougie me resultaron entretenidos, me hicieron reír con esa inocencia de niño que ve todo por primera vez y con todo se asombra. A medida que pasaban los episodios y seguíamos con Dougie y the real Coop no aparecía, entré a desesperarme. Pero ese momento, el de la vuelta, asintiendo sin lugar a dudas que él es el FBI, hizo que la espera valiera cada segundo.

Mr C, el doppelganger que salió del Black Lodge al final de la serie original fue el que me convenció de la versatilidad de Kyle MacLachlan a la hora de encarar sus personajes. LA sensación que me generó es que el tipo podría haber barajado, tranquilamente, 15 versiones de Cooper a la vez y todas iban a ser fascinantes.

Coincido con lo de la presentación de los viejos personajes y dudo cuán pensado estuvo introducirlos especialmente a las nuevas generaciones (si es que lo estuvo). Con respecto a los nuevos, algunos me parecieron un espantoso WTF (Wally Brando) y otros… amor para siempre. La Diane de Laura Dern fue todo lo que jamás me había imaginado que quería de ese personaje. Y que nos la dieran en tantas versiones fue fascinante, fue como ir sacando capas a una cebolla. Quiero hacer su cosplay, charlar con ella y decirle que la quiero.  

Cuarta temporada: sí o no

Leticia: Con una mano en el corazón, mientras Lynch y Frost quieran seguir contándonos historias de Twin Peaks, yo voy a querer verlas/leerlas. No sé si es necesario o seguir. ¿Era necesario volver? No, pero lo hicieron y agradezco enormemente que así fuera. Lo que me pasa con Lynch es que siempre quiero más de él, de lo que tiene para dar no solo como cineasta sino como artista, y si eso que él quiere seguir compartiendo con nosotros es Twin Peaks, bueno… que cuente conmigo.

Soledad: Yo no creo que sea necesaria una cuarta temporada. Lo cual no significa que la hagan y resulte bien. Pero como necesaria, no lo creo. Artísticamente creo que entendí que Twin Peaks tenía que volver para darle el cierre que ellos siempre quisieron, pero una segunda vuelta hasta podría dañar la historia. Por eso me gusta tanto que Frost haya sacado los dossier y que le haya dado vida a la historia desde un lugar distinto. Para ser honesta, me gusta más la idea de que hagan algo nuevo antes de que vuelvan con una cuarta temporada de Twin Peaks.

Ficha técnica

  • Género: Horror, misterio, drama.
  • Creadores: Mark Frost y David Lynch.
  • Guionistas: Mark Frost y David Lynch.
  • Elenco: Kyle MacLachlan, Mädchen Amick, Dana Ashbrook, Phoebe Augustine, Richard Beymer, Catherine E. Coulson, Julee Cruise, Jan D’Arcy, Don S. Davis, David Duchovny, Sherilyn Fenn, Miguel Ferrer, Warren Frost, Harry Goaz, Andrea Hays, Gary Hershberger, Michael Horse, David Patrick Kelly, Sheryl Lee, Peggy Lipton, Bellina Martin Logan, David Lynch, James Marshall, Everett McGill, Walter Olkewicz, Kimmy Robertson, Wendy Robie, Marvin “Marv” Rosand, Carlton Lee Russell, Frank Silva, Harry Dean Stanton, Charlotte Stewart, Al Strobel, Carel Struycken, Russ Tamblyn, Ray Wise, Alicia Witt, Grace Zabriskie, Alon Aboutboul, Jane Adams, Chrysta Bell, Monica Bellucci, Jim Belushi, Ronnie Gene Blevins, John Billingsley, Michael Bisping, Brent Briscoe, Wes Brown as Darren, Gia Carides as Hannah, Vincent Castellanos, Michael Cera, Richard Chamberlain, Bailey Chase, Candy Clark, Scott Coffey, Frank Collison, Grace Victoria Cox, David Dastmalchian, Jeremy Davies, Ana de la Reguera, Laura Dern, Neil Dickson, Hugh Dillon, Cullen Douglas, Francesca Eastwood, Eric Edelstein, Josh Fadem, Eamon Farren, Jay R. Ferguson, Sky Ferreira, Robin Finck, Patrick Fischler,Robert Forster, Meg Foster, Pierce Gagnon, Hailey Gates, Brett Gelman, Balthazar Getty, Grant Goodeve, Cornelia Guest, Hank Harris, Ernie Hudson, Caleb Landry Jones, Ashley Judd, Jesse Johnson, Robert Knepper, David Koechner, Jay Larson, Nicole LaLiberte, Jennifer Jason Leigh, Jane Levy, Matthew Lillard, Bérénice Marlohe, Josh McDermitt, Derek Mears, James Morrison, Christopher Murray, Don Murray, Sara Paxton, Max Perlich, Mariqueen Reznor, Trent Reznor, Ben Rosenfield, Tim Roth, Rodney Rowland, Elena Satine, John Savage, Amanda Seyfried, Amy Shiels, Tom Sizemore, Bob Stephenson, Jessica Szohr, Ethan Suplee, Lauren Tewes, Jodi Thelen, Sharon Van Etten, Eddie Vedder, Naomi Watts, Nafessa Williams, Karolina Wydra, Charlyne Yi y Madeline Zima.
  • Tema de apertura: “Falling (Twin Peaks Theme)”.
  • Compositor: Angelo Badalamenti.
  • Productores ejecutivos: Mark Frost, David Lynch y Sabrina S. Sutherland.
  • Productora: Rancho Rosa Partnership Production y Lynch/Frost Production.
  • Emitió en USA: Showtime
  • Emitió en Argentina: Netflix LATAM

 

¿Sos fan de las series de televisión? Seguinos en Twitter o Facebook . También podés seguir a las chicas MEH!: LetiBellini o SoleVenesio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s