Big Little Lies: ¿es para tanto?

MEH! Big Little Lies

A Sole y a mí nos gusta mucho ver series adaptadas. Disfrutamos mucho de mirar una serie de la cual ya leímos el libro/cómic, o que nos da ganas hacerlo. Si nos leen, ya saben que no somos partidarias de ensalzar el original ciegamente; entendemos que la literatura y los cómics son formatos diferentes al televisivo. Cada formato tiene sus reglas, sus convenciones, sus maneras de hacer e incomparables diferencias en lo que respecta a imaginar algo vs. verlo plasmado en pantalla. Que quiere decir, necesariamente, ver lo que otro imaginó sobre lo mismo que vos leíste.
Esta vez quería hacer algo distinto con el visionado. Me propuse ir leyendo el libro en que se basó la miniserie Big Little Lies lo más a la par posible de la emisión de los episodios. Durante la semana leía lo que había visto en el episodio anterior. O al menos esa era la idea. Casi lo logré, porque ante la ansiedad de saber cómo terminaba la historia, finalicé el libro de la australiana Liane Moriarty una semana y poquito antes de la finale. Rescato varias cosas de la experiencia, que fue entretenida y tal vez repita en un futuro no muy lejano.

Big Little Lies pinta como uno de los estrenos del año. No solo por el calibre de actrices que la protagonizan (entre ellas, dos ganadoras del Oscar a Mejor Actriz), sino porque se trata de una historia super actual. La violencia doméstica es uno de los temas de conversación de estos tiempos, pero BLL no solo se enfoca en ese aspecto de las relaciones humanas. Además de ver el sufrimiento de una esposa que recibe constantes agresiones de un marido muy violento (y no solo físicamente), hay una trama policial que involucra un asesinato en medio de una fiesta escolar.

La historia

Big Little Lies cuenta la historia de tres mujeres que mandan a sus hijos al mismo jardín de infantes en una localidad costera de los Estados Unidos. Madeline (Reese Witherspoon), Celeste (Nicole Kidman) y Jane (Shailene Woodley) conforman un grupo heterogéneo de amigas, cada una con problemas y experiencias de vida de distinto calibre.

Maddie es eléctrica y proactiva, madre de dos hijas, una de cada matrimonio. Su primer marido ha vuelto a vivir a la ciudad y Maddie vive enojada por el abandono que ella y Abby, su hija mayor ahora adolescente, sufrieron años atrás. Ver a Nathan (James Tupper) haciendo de padre/marido full time con sus nuevas esposa e hija la irrita y le da mucha rabia.

Celeste tiene, para quien mira desde afuera, una vida perfecta. Hermosa hasta el éxtasis, con un marido atractivo que vive demostrando su amor en público, dos hijos preciosos y plata, mucha plata. Pero puertas adentro, Celeste es una mujer golpeada. Perry (Alexander Skarsgard) es violento y siempre promete que será la última vez. Cuando Celeste empieza a ir a terapia, se da cuenta de que su marido no va a cambiar, por lo que debe decidir si seguir con él y tal vez morir en un rapto de ira o irse, arriesgándose a las represalias.

Jane es joven, muy joven. Vive mudándose, buscando un lugar en el cual poder criar a su hijo Ziggy y olvidar que ese niño (a cual ama con locura) es producto de una violación. Todo se complica para Jane en la nueva ciudad cuando una nenita acusa a su hijo, en el primer día de escuela, de haberla ahorcado. Jane duda: ¿Ziggy tiene la violencia en su ADN o la nenita está mintiendo?

MEH! Big Little Lies

La miniserie pasea entre dos líneas temporales. La primera relata (a modo de flashback para el televidente) la vida cotidiana de estas mujeres, sus conflictos de pareja, cuestiones hogareñas de todo tipo y la relación entre ellas y otras madres. La segunda línea funciona desde el presente en el cual la policía interroga a muchas de las personas que pertenecen al mundo de Maddie, Jane y Celeste. En una fiesta para recaudar fondos para la escuela, alguien ha sido asesinado y vemos las opiniones de las personas que conforman la comunidad escolar. Celos, envidia y suposiciones y chismes son ventilados ante la mirada atónita de los investigadores policiales.

Las actuaciones

Sin duda, lo mejor de la serie es la contundencia de las actuaciones. No debería sorprendernos que Reese Witherspoon o Nicole Kidman entreguen interpretaciones extraordinarias, pero lo hace. El nivel de intimidad al que nos llevan es atrapante y casi podemos sentir los golpes que recibe Celeste o el dolor del tobillo doblado de Maddie. De la que no esperaba demasiado era de Shailene Woodley, pero su Jane Chapman es, me animo a decir, el mejor personaje de la serie. Su miedo a que su hijo sea violento es palpable. Su dolor al recordar las circunstancias de su violación y ese constante repasar la situación para no olvidar la cara de ese tipo que la rompió para siempre.

El resto del elenco está muy bien; de los personajes masculinos rescato al Perry de Skarsgard, porque realmente creés que el tipo siente culpa por lo que hace, creés que realmente se excita sexualmente al ver a su mujer doblada de dolor. Creés que él cree que la ama y que es un excelente padre y que todo esto tiene retorno.

Todo esto es posible porque el guión está muy bien ejecutado y porque la manera que eligieron para adaptar la historia es un delicado equilibrio entre elementos del libro traducidos literalmente a la pantalla y/o  quitados o agregados a medida de lo requiere el relato audiovisual.

MEH! Big Little Lies

La adaptación

Hasta el episodio 4, la serie y el libro son iguales. Incluso hay líneas de diálogo idénticas (sobre todo las de Ziggy, el hijo de Jane). Esto estuvo bueno de ver, porque en otras series este intento no funciona. En Game of Thrones lo intentaron hasta el hartazgo, pero nunca terminó de hacer clic.Pero a partir de ese momento, que es la mitad de la temporada, hay pequeñas diferencias que se hacen mayores a medida que nos acercamos al final.

  • En el libro no existe el romance entre Maddie y Joseph (Santiago Cabrera), el director de la obra de teatro. La familia de Madeline tampoco es de clase alta, sino que es de clase media, con una casa común a la que incluso le hace falta un poco de mantenimiento. De hecho, las únicas familias ricas son la de Celeste/Perry y la de Renata (una excelente Laura Dern). Incluso Maddie y Ed (Adam Scott) tienen un hijo varón, Fred, entre las dos hijas mujeres.
  • Jane no participa activamente en la búsqueda de Saxon Banks, su violador. En el libro, Saxon es un primo de Perry que se parece mucho a él y Celeste se encuentra en la encrucijada de decirle o no a su marido de esta situación. La vuelta de tuerca es que SPOILERS ***Perry le dijo a Jane un nombre ficticio, que es el de su primo***
  • El sitio web que Abby, la hija de Maddie construye para vender su virginidad con la idea de crear consciencia sobre el abuso infantil en países del tercer mundo, llega a estar online. Un anciano de otra ciudad ofrece una suma de dinero a cambio de que Abby baje la página. Esa persona es, realmente, Celeste, que quiere ayudar a su amiga.
  • De ahora en más hay SPOILERS pesados referidos al final de la temporada. Estás a tiempo de dejar de leer. ¿Listo? Sigo.
MEH! Big Little Lies

La muerte de Perry, en el libro, ocurre con todas nuestras protagonistas y sus maridos/parejas presentes. Lo que para mí falla -y mucho- en la serie es el contexto, el por qué del accionar de Bonnie (Zoe Kravitz, realmente meh en el papel). No queda en claro nada respecto a esta situación. Que la mostraran relojeando la situación no es causa suficiente para reaccionar como lo hizo. En la obra literaria medio que tampoco se justifica demasiado, pero hay una charla entre dos personajes que explica el por qué de ese accionar violento y repentino y así cierra. Bonnie tuvo un padre violento y eso le trae recuerdos y la necesidad de moverse ante la impunidad de Perry. Cierra. No WOW, pero cierra mejor que en la serie.

Últimas consideraciones

Leí y escuché loas maravillosas sobre esta serie en general y la finale en particular y me parecieron un poco exageradas. No digo que no sea excelente. No digo que no sea un gusto ver a estos actores con una historia tan bien narrada. Lo que digo es que, a mi manera de ver, tiene todos esos elementos pero no es algo innovador. Tampoco digo que todo el tiempo haya que andar rompiendo el molde, pero vengo de ver Legion (otra adaptación) y entendí que se puede hacer todo bien y ser original. Que se puede rediseñar una historia sin necesidad de literalidades o de agregados dramáticos extremos. Como dije al principio, lo que pega de BLL es su actualidad en un contexto de mujeres en lucha, de reclamos de cese de violencia y reconocimiento de derechos. Creo que ahí reside su mayor poder, en el timming.

Es casi seguro que muchos la pondrán como serie del año, o al menos en su top 5. No sé si ingresará en el mío, pero es cierto vale la pena verla y reflexionar sobre lo que estamos viviendo acá y ahora.

Trailer

 

¿Sos fan de las series de televisión? Seguinos en Twitter o Facebook . También podes seguir a las chicas MEH!: LetiBellini o SoleVenesio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s