Agent Carter: 1*03 Time and Tide

Pulsa para ver la imagen a tamaño completo
Un hombre acecha desde la vereda de enfrente… ¿Es el asesino mudo? ¿Un espía de la vieja HYDRA? ¿Quién observa desde una peligrosa distancia a nuestra Peggy?
Pulsa para ver la imagen a tamaño completoPulsa para ver la imagen a tamaño completo
¡Un novio valiente! Que aprendió a no molestar a nuestra chica cuando se está haciendo la toca.
Nunca se puede ser demasiado precavida, chica. Hiciste bien en acercarte con el arma apuntando a la cara. Nunca se sabe quién espera del otro lado de una puerta sin abrir.
Pulsa para ver la imagen a tamaño completo
Luego de una ardua tarea de investigación y, por qué no decirlo algún que otro golpe, los valientes muchachos de la Reserva Científica Estratégica dieron con la guarida del malvado espía y descubrieron cómo se comunica con sus secuaces… ¡Una máquina de escribir a radiocomando! Si tan solo supiéramos quién es capaz de producir este tipo de tecnología. Los rusos, por supuesto y… Oh, esperen…
Pulsa para ver la imagen a tamaño completoPulsa para ver la imagen a tamaño completo
Toda señorita honorable y que se precie de sus valores y virtudes, debe respetar las normas del edificio, que son claras e inquebrantables (¿realmente? ¿hay algún lugar de veras impenetrable?). Quien no cumpla con ellas,  sabe que el escarnio será enorme pero, aún peor, la vergüenza de saberse impura. ¿Que qué es eso de andar dejando subir a hombre a la habitación? Eso no es digno de una dama. Y así se paga.
Pulsa para ver la imagen a tamaño completo
En una nueva visita a Jarvis, y a sabiendas de que ningún lugar está libre de ser doblegado por alguien con la suficiente determinación (como lo ha demostrado el pretendiente de la libertina ex vecina de Peggy), propone al mayordomo una mayor revisión de la bóveda violada de Stark. Aunque una visita inesperada golpea a la puerta… ¡Oh, no! Son los chicos de la oficina. Esto se complica. ¿Podrá Carter evitar que la vean?
Pulsa para ver la imagen a tamaño completo
Jarvis, el leal Jarvis, tiene secretos. Como todos. Después de todo, ¿quién no los tiene? Pero los suyos ponen en jaque la felicidad de su sagrado matrimonio. La ayuda es necesaria pero imposible saber de dónde obtenerla. Thompson es un excelente interrogador.
Pulsa para ver la imagen a tamaño completoPulsa para ver la imagen a tamaño completo
A veces, amigos, hay que hacer sacrificios para ayudar a aquellos que nos necesitan. Aunque nos cuesta la reputación. O lo poco que nos queda de ella.
Pulsa para ver la imagen a tamaño completoPulsa para ver la imagen a tamaño completo
Una nueva joven, de profesión bailarina (no de las de dudosa moral, sino de ballet), ingresa por la expulsada casquivana. No sé ustedes. pero yo… dudo. Algo me dice que esta nueva muchachita de apariencia jovial y agradable no es lo que parece.
Pulsa para ver la imagen a tamaño completo
¿La baticueva? ¡No! El agujero por el cual los malhechores se hicieron con el botín de tecnología Stark.
No es un mal momento para que Pegg indague sobre el pasado de Jarvis, quien le confiesa (porque la confianza es un camino de dos manos) que las acusaciones de traición vertidas sobre él son verdad pero no por los motivos que ella imagina. Todo fue por amor. Ah, el amor, qué cosas tontas y peligrosas hacemos en su nombre…
Pulsa para ver la imagen a tamaño completoPulsa para ver la imagen a tamaño completo
¡El símbolo! ¡En un bote! ¿Estará allí el botín? Pues allí vamos.
Pulsa para ver la imagen a tamaño completo
De hecho, allí estaba, oculto bajo redes pero demasiado visible. Por suerte (¿suerte?) Jarvis sabe de qué se trata este particular aparato. Para masajeador, un poco rudo.
Pulsa para ver la imagen a tamaño completoPulsa para ver la imagen a tamaño completo
Hola muchachos, soy un americano como ustedes pasándoles información sobre algo raro que estoy viendo, miro mucho baseball y como emparedados de mantequilla de maní. Su teléfono de agencia secreto lo sé porque… lo sé. ¡Hasta luego, cocodrilo!”.
Los agentes, perplejos, deciden seguir la pista. Extraña manera de recibir datos, ¿ no lo creen?
Pulsa para ver la imagen a tamaño completo
Siempre es conveniente tener los jueguetes de Howard a mano. Y nunca, nunca crean que Peggy, a pesar de esos rojos labios y esa dulce mirada es una inocente mujercita. ¡Es una chica dura que sabe defenderse!
Pulsa para ver la imagen a tamaño completoPulsa para ver la imagen a tamaño completo
Creo que ninguno de nosotros se esperaba esto… ni la aparición de todos (o parte, suponemos) de los elementos robados, y menos aún la muerte de uno de nuestros muchachos. La incentivación, ahora, es otra. Esto es personal.
Pulsa para ver la imagen a tamaño completo
Peggy intenta que nadie a su alrededor sufra, con todas sus fuerzas, pero a pesar de ser una excelente agente, discreta y eficiente (aunque para su jefe y compañeros sea una pollera tonta y sin cerebro) debe dejar que sus sentimientos afloren de cuando en cuando. Angie ha demostrado ser una persona de confianza.
Pero ¿cuánto tiempo más podrá Peggy seguir jugando este doble juego, asistiendo a Stark desde la clandestinidad, mientras su carrera se cae a pedazos? ¿Cómo podrá soportarlo? Y extrañando a Steve, su Steve, no el personaje que todos admiran y adoran.

En la próxima radioemisión de “Agent Carter” contaremos con una visita muy especial… ¡El mismísimo Stan Lee!

https://pmctvline2.files.wordpress.com/2015/01/agentcarter_stanlee_cast.jpeg?w=625&h=455

El episodio tiene por título “The Blitzkrieg Button”, se emitirá la próxima semana y así es como llegaremos a la mitad de esta primera temporada:

Elle (en plan escritura cuarentosa)

@elledwards

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s