Recomendados: The Divide

http://3.bp.blogspot.com/-pmFO7UITtLQ/U5mcvcTPGbI/AAAAAAAABsY/-1EvR0tqErQ/s1600/the-divide-wetv.jpg

Ya me veo venir que esta va a ser una copia trucha de “Rectify” y les va a ir mal si intentan emular siquiera semejante serión. Por ahí es mero afano. Claro, ahora que una serie se animó a plantear el tema del condenado a muerte y la presunción de inocencia, vamos, robamos, suavizamos un poco, dejaremos mucho que desear con la estética y los actores.. .¿Quién puede siquiera emular la mirada del Daniel de Aden Young? Este gordito, el del poster, es bastante berreta como actor, siempre secundario, no protagoniza ni una serie. La piba es la hermana de Holder en “The Killing”, mala no es y en “Homeland” estuvo muy bien, pero no sé si le da para protagonista. Meh, vamos a ver qué onda”.

Todo eso pensé hace casi dos meses cuando me senté en el sillón con mi tejido y le di play al ¡doble! episodio de esta serie que no tomó AMC y finalmente emitió WE Tv (hola, un gusto canal desconocido).

 

En los primeros minutos me dediqué al prejuicio, pero conforme pasaban los minutos, la historia de Christine Rosa (Marin Ireland), la chica-no-tan-chica aún no recibida de abogada que labura en una ONG de esas las que prestan asesoramiento a los condenados a la pena capital. El jefe de ella, Clark (Paul Schneider) es un tipo ni muy muy ni tan tan, acostumbrado a chocar contra la burocracia que a veces no sabés si es frío o está desencantado. Uno de los conflictos de Clark es que él eligió luchar por los “pobres”, por decirlo de alguna manera, mientras que su amigo y compañero de universidad, Adam Page (Damon Gupton) saltó a la fama por un caso mediático.
Que es el caso que mueve la trama de la serie.
El caso
Una familia negra es asesinada brutalmente, los asesinos (blancos, de clase tirando a baja) fácilmente identificados, las pruebas irrevocables en su contra. La hija sobreviviente de la familia los identificó, creció y ahora se dedica a hacer lo que puede para seguir viva y con culpa.
Se acerca el día de la ejecución de uno de ellos y el avispero comienza a revolverse en todos los ámbitos relacionados. La ONG, la fiscalía, la jefatura de policía que llevó la investigación y ¡oh, casualidad! es dirigida por el padre del fiscal. Ahí ya hay indicios de que algo huele mal y tal vez no sea un roquefort.
Los condenados son Jared Bankowski (Chris Bauer, el medio pelo), que va a ser ejecutado porque el ADN y la identificación de la chica lo dejaron hasta la manija y Terry Kucik (Joe Anderson, muy bonito señor) que zafó por una de esas vueltas de los famosos tecnicismos y que era novio de una de las hijas de la familia. Terry es quien estuvo todos estos benditos años escribiendo a la ONG desde prisión. ¿Quién leyó todas sus cartas? La buena y apasionada Christine.
http://1.bp.blogspot.com/-15OJg46pJb8/U_ZGWMQwkII/AAAAAAAApVw/38M3orEj9uE/s1600/The-Divide-cast.png
El otro caso
Para Christine trabajar con los condenados a muerte no es una elección que responde a la corrección política o la mera bondad de su corazón. Su papá está en el corredor de la muerte por un crimen que no cometió y ella revolverá cielo y tierra para evitar que el estado lo mate.
Hasta acá, todo lo del piloto, casi dos horas que se me pasaron como nada. El preconcepto de “truchi-Rectify” empezaba a borrarse. La historia se complejizó pero no sin caer en algunos lugares comunes del género. Entra en juego no solo el abuso de poder, sino que también la cuestión racial atraviesa la historia por varios costados. No lo hace de manera punzante y seria, sino que la sobrevuela desde un lugar, a mi entender, medio petardero. Aunque esta presencia de “lo negro” tiene una potencia lo suficientemente importante como para llegar a pensar que esa división del título puede ser por eso. Yo creo que no, creo que va por otros costados (aunque no implica que no se toquen).
Más allá de eso, la narrativa es bastante firme, las actuaciones están en general bien, aunque sobre todo las de Ireland y Anderson exceden la media. Ella es el motor de la serie, lleva con holgura tanto el peso de su propia historia como la responsabilidad por esas otras personas que le importan, aunque no sean más que letras en cartas viejas. Christine es pasional, fuerte y decidida, renegada de una familia de mucha mucha plata, pero sin que esto le imposibilite tener la ternura y la sensibilidad ahí, al borde, lo que también la hace bastante frágil y la pone en cierto peligro.
http://ewvox.files.wordpress.com/2014/08/div_ep107-2_main_image_820x460.jpg?w=612&h=380&crop=1
Solo 10 episodios fueron suficientes para presentar el caso, deconstruirlo y reabrir una investigación que va a traer más cola que la esperada por todas las partes implicadas.
Ojalá tenga una segunda temporada porque vale la pena ver cómo sigue todo esto.

Trailer de la primer temporada

 
@elledwards

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s