24 9*01 – Day 9 11.00 AM – 12.00 PM

 Bienvenidos a lo que de ahora en más serán las reviews de 24LAD. Mi nombre es Elle y seré su guía a través de esta nueva temporada en la que, como seguramente habrán visto, Jack Bauer tiene que salvar al presidente de los Estados Unidos de unos malintencionados terroristas (sí, otra vez). En esta oportunidad nos encontramos en suelo inglés, nuestro protagonista está prófugo de la justicia desde hace cuatro largos años y lo único que espera es poder cumplir con su rol de justiciero del país, el mundo y el universo entero.
Como siempre, como nunca, como solo Jack Bauer puede hacerlo: a trompadas, tortura, doblando voluntades y tirando tiros por doquier.
 La CIA tiene una seccional en Londres, como corresponde a todo país civilizado que se precie. Dicha agencia es la encargada de rastrear a nuestro muchacho. Un llamado telefónico proveniente de Praga los advirtió de la presencia del blondo en terruño pirata, así que ¡a por él!
A su derecha pueden observar a Kate Morgan, la protagonista femenina de esta temporada y contracara de Jack.
Todo indicaría que en la CIA la gente no tiende a chequear y verificar la información de inteligencia. Cualquiera puede llamar y decir: “che, mirá que lo vi a Jack Bauer tomando mate en un banco en Plaza San Martín con facturas del Rey del Dulce” que va a ser tenido en cuenta. Así que si tienen ganas de hacer algunas llamadas a lo Tangalanga, ésta es su agencia.
La única que parece pensar con claridad es justamente la agente Morgan (porque claro, se puso ese apellido porque extraña a Dexter, su ex novio). El marido de Morgan era… digamos… espía y le vendió secretos a los chinos. Así que ella se va, tras un manto de sospecha y el ego destrozado.
Todo parece indicar que sí, que es Bauer, y no el chico que lo persigue en sus pesadillas de veinteañero
Y de esta manera tan sencilla, la agencia capturó a uno de los más buscados. Es simple, es claro (?)
La realidad y la ficción se tocan
Tal vez algunos nos hayamos olvidado que el nombre de este personaje era Heller, pero la menos su rostro nos resultaba familiar. Nada que un poco de Wikipedia no solucione.
Heller tiene un par de problemitas. Por un lado, el uso de drones y su resistencia en la opinión pública; por otro, que está enfermo y su deterioro no cesa, por lo que puede cometer metidas de pata rezarpadas.
Voy a permitirme una pequeña digresión, sepan ustedes disculpar si no resulta de su interés. Hace un par de días me encontraba charlando con alguien sobre The Americans, que fue disparador para habalr de como la tv (la buena tv, no la berreta de todos los días)  ahora no presenta personajes que son blanco o negro, sino que están teñidos de una altísima gama de grises. Al respecto, comenté a mi interlocutor que justamente eso estaba pasando en esta temporada nueva de 24. La serie nació en el seno de lo que fue el post-atentados del 11 de septiembre. Los malos eran los islámicos y los buenos los yankees, encarnados en todas sus virtudes por Jack Bauer. No importaba lo que hubiera que hacer con tal de mantener a América libre de miedos y amenazas. Hoy, ese panorama ha cambiado. Corrió mucha agua, y sobre todo muchos bytes. Primero Wikileaks, luego Occupy Wall Street, Snowden… Ahora la moda pareciera poner en tela de juicio las decisiones del gobierno. Que no todo es justificable en pos del “American way of living”. Ahora nos cuestionamos y ese Jack quedó perimido en su rol de caballero en armadura brishante de la justicia cueste lo que cueste. Como argucia, 24 se supo adaptar, aunque dudo (y dudaba mi contraparte) que esto sea un pensar auténtico. Nos sonaba más bien a adaptarse a los tiempos que corren. Lo que no está mal, pero no podría suceder en la serie de no ser por el camino que le allanaron otras (ejemplos de antihéroe sobran, pero con Dexter y Walter White me alcanza y me sobra).
Todo presidente tiene su gente de confianza, en este caso es el ex novio de Rachel y ex súbdito de Patty Hewes. Un actor de esos que aparecen en todos lados y uno no entiende por qué, ya que sus dotes actorales son limitadísimas, pero por ahí la vieja es amiga de alguien y bueno. Este sujeto recibe la llamada que dice “tenemos a Bauer en Inglaterra”. Qué justo que es el marido de alguien muy especial y querido para todos nosotros…
No, porque no
A la izquierda vemos cómo un oficial de la Fuerza Aérea hace uso y abuso de su autoridad por sobre un subordinado.
Pobre negrito, alto garrón se va a comer por este incidente.
Ahora todo tiene sentido…
¡¡¡¡¡CHLOOOOOEEEEE!!!!!
♫ Chi-pún
♫ Chi-pún
♫ Chi-pún
En este tramo del recorrido nos encontramos con una vieja conocida. Audrey, ¿la mujer que más amó a Jack? Tal vez.
Su marido, el cara de papa, es no solo Chief of Staff del presidente, también es su yerno. Y como el que mucho abarca poco aprieta, no tardaremos mucho en ver a este sujeto hacer cosas non-sanctas.
Instancia del viaje en que, nuevamente, comprobamos que Jack es un duro (las cicatrices Made in China ayudan), pero tiene un punto débil y es, como no, Kim.
El LOMO que peló Kiefer. Envidiable.
Cara de malo mata todo.
Promediando este episodio, ya sabemos que la agente Morgan está de revancha por lo de su marido y está dispuesta a lo que sea con tal de probar que ella no hizo nada malo (más que dedicarse a espiar y sacar deducciones, justo en lo que falló con su propio marido). Jack fue trasladado a la Sección de Cosas Ilegales, que ¡oh! justo es en donde está la vieja y querida Cloui.
Invitamos a todos los participantes de este tour a contar:
1) la cantidad de veces que Jack amenaza a alguien a punta de pistola;
2) contar cuántos “dammit!” lanza por episodio;
3) intentar dilucidar en qué momento este buen hombre va al baño.
El ganador tendrá un reconocimiento público, ¿no les parece un premio excelente y altamente motivador?
You don’t know Jack!
Todo buen admirador de 24 que se precie de ello, sabía que algo como esto iba a pasar, que Bauer no da puntada sin hilo. ¡VAAAAMO’ JACK VIEJO Y PELUDOOOOO!
Hay algo que esta buena mujer debe aprender: nunca des por sentado que tenés a Jack Bauer bajo tu pulgar. EVER.
Lo que se puede lograr con un buen checheno tatuado hasta la manija (?) como amigo, ¿eh?
¡De pie ante el presidente del Mundo!
Este es el momento en que uno se pregunta si los destinos de todos nosotros dependerán de un tipejo que está mal de salud y está siendo marioneteado por todo su séquito de asesores y asesoretes.
Kim, diva, qué bien llevás el blanco. Pero qué manos de tipo que tenés.
Laurel y Hardy. Bonnie & Clyde. Luke & Leia. Batman y Robin. Leonard y Sheldon. JACK y CHLOE \m/
Sepan ustedes disculpar los exabruptos, pero estos dos son muy preciados en mi consideración.
Drones, drones everywhere
Me parece haber visto una linda navecita...
En Kandahar no todo es risas, menos cuando el dron comienza a manejarse solo. ¡Brujería!
Kandahar, estamos en problemas
Negrito en penitencia: ¡¡¡¡Uuuuh!!! ¡¡¡¡Noooooo!!!
Negrito en penitencia ya más sacado: ¡LA PUTA MADRE ESSSPLOTÓ TODO!
Y así es como vemos que el dron, efectivamente, se manejó solito, largó los misiles e hizo cagar fuego al jefe del negrito y a unos cuantos más.
Por si quedan dudas: TARGET DESTROYED
Esperamos que el paseo haya sido de su agrado. Gracias y los esperamos en la review del 9×02 que está al llegar.

Live Long & Prosper
Elle (@elledwards)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s