Recomendado: Supernatural… y ese amor que nunca se deja.

Empecé a ver Supernatural  en mi primer mes de tener cable en Capital. Vengo del interior y cuando me mude todavía íbamos al ciber (tener tu computadora personal era un lujo para pocos) y se venía “a estudiar” por lo cuál había cosas que “Hasta que no trabajes...” no se nos daban. Un momento en que iba a la facultad con dos pesos en el bolsillo, una lapicera y un papel doblado; que me daba el lujo de cursar a las 17 (si así quería) y mi ley era “Ni lunes, ni viernes…”
No me acuerdo bien mi primer episodio de Supernatural, pero me acuerdo de la imagen de nosotras (con mi hermana) medio embobadas almorzando y viéndolo… decidiendo que íbamos a hacernos fanáticas y no quedaba vuelta atrás.
Con tan solo 1 temporada y media ya emitida, me volví fanática de una serie que tenía que morir en la quinta pero que agradezco hasta su novena (Y ojala décima). 
No es una serie taquillera, presente en premios… pero es una serie que creó una comunidad cibernetica poco comparable, fiel y amante.

¿De qué va?

La serie se centra en los hermanos Winchester, dos cazadores que intentarán salvar el mundo y proteger a la humanidad… muchas y repetidas veces. Vamos con ellos en un recorrido rutero hacia pueblos y ciudades norteamericanas, encontrándonos con las fuerzas del mal (brujos, demonios, etc) y las supuestas fuerzas del bien (ángeles). Pero, además, enterándonos de la red de cazadores que existe en los Unidos Estados del Norte… las vidas personales de nuestros hermanos y sus conflictos internos con ésto que es una herencia paterna a la cuál ni queriendo podrían escapar.

¿Por qué amarla?

Mi pecho se hincha y me acuerdo de todas las personas a las cuales le recomendé la serie y ahora se juntan en la tribuna para alentar cada uno de los capítulos. 
Las razones son muchas y solo me alcanzan los dedos para algunas pero lo más importante es que nunca olviden que quienes les escribe es una fanática que nunca ha dejado de verla.
Dean es el hermano mayor; rudo, atrevido y con un sentido de la responsabilidad para con su hermano y los demás. Fanático del porno, de comer pie, de las buenas hamburguesas y amante del rock clásico… Sam es el menor, el bueno, el inocente, el que más intentó escapar de ésta herencia paterna y le salió mal. 
La química (nacida de la obvia amistad que tienen por fuera de la serie) que tienen entre ellos es invaluable y solo verlos interactuar es un placer.

Cuando a eso le sumas grandes personajes que nacen como secundarios y lentamente van tomando protagonismo (Entre los más conocidos está Castiel, Bobby o el propio Crowley), hace que tengas en frente una pasarela de personajes que amas u odias, pero a los cuáles no podes ni queres dejar de ver.

Las historias no se quedan atrás, centrándose en mitos urbanos, historias clásicas, cultura popular norteamericana y cultura de las religiones; hacen que cada episodio revivamos alguna de esas historias que tenemos tan incorporadas con nosotros… reformulandola y adaptándola a la historia de los hermanos.

Quizá una de las más geniales (en ésta última temporada, para nombrarles algo reciente) fue la readaptación de “El Mago de Oz” con Dorothy siendo en realidad una cazadora y sus zapatitos rojos… unos tacos de femme fatale.

Por último, la ironía y el humor que cada día ha tomado más protagonismo en la serie es un recurso que pocas han sabido utilizar tan bien. Las conversaciones con el público, el reconocimiento a ese grupo de fanáticos… el reírse de sí mismos se convierte no sólo en un recurso bien utilizado sino también en algo que esperamos, ese saludo desde la pantalla a uno… que los sigue hace 9 temporadas y no quiere dejarlos ir.

Si estas pensando que es una serie minitah de chicos lindos… te confundiste feo. Si bien hay un gran grupo de mujeres que la ven por eso (Y que en mi opinión… dejan mucho que desear y deberían intentar superarse un tanto… y hasta me genera odio) la serie da muchísimo más y no deja de atraparte con cada emisión.

Los dejo con Don’t you Cry no more, ya un ícono dentro de la serie:

Julepina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s