Recomendados: The Escape Artist

Ya se sabe por estos lares que soy fan de Tennant, que es mi Doctor favorito y que todo lo suyo que sale, lo miro. No por eso voy a ser necia y decir que The Escape Artist fue una genialidad del mundo miniserie, porque no.
The Escape Artist tiene 3 episodios de una hora, no sobra nada y tampoco falta, porque está bien, la duración es correcta. Aún así, me quedé con la sensación de que esto ya lo vi. Es una miniserie para ver más por las actuaciones que por la historia misma. Honestidad al palo: no deja de ser otra de abogados, loquitos de mierda y venganza (o pretensión de).
Will Burton es el mejor abogado defensor de Inglaterra. Nunca-nunca-never-ever perdió un caso. Posta, NUNCA. No entiendo mucho -nada- cómo funciona el tema legal allá en el Reino Unido, por lo tanto no entiendo por qué están obligados en cualquier firma de abogados a tomar cualquier caso, por qué queda mal decir que no, y tampoco entiendo quién es el tipo canoso que les lleva los casos. Porque a la firma de Will llega este canosito a decir “tenemos que defender a este tipo” y nadie lo refuta. Y el defendido tiene una cara de loco de mierda que mete miedo. Es, o estamos casi seguros que es un asesino ultraviolento que gracias a las habilidades del mejor abogado de Inglaterra, sale libre. Y por una de esas cosas putas de la vida, se la agarra con el tipo que evitó que fuera preso y una serie de eventos no-tan-inesperados se sucederán hasta el final.
Por eso me gustó tanto Luther, por eso me encantó The Bridge: no cayeron en los lugares comunes del género. Se corrieron de lo que todos esperamos que pase y realmente nos sorprendieron. The Escape Artist en ese sentido, que es muy importante, falla un poco. No se trata nunca del quién, porque no dudamos del quién (ni siquiera los personajes lo hacen), sino qué será lo que haga el abogado Burton una vez metido en el baile: justicia como corresponde con juicio justo o justicia por mano propia. Todo esto es lo que hace que uno se replantee a quién se refiere ese “artista del escape” del título. ¿Es Houdini un tipo que puede eludir a la justicia o el tipo que se encarga de que la justicia no se haga como es debido? Ahí reside el dilema moral de The Escape Artist. Hasta dónde es capaz de llegar un abogado en pos de un defendido, qué hacer cuando se sabe que es culpable, el derecho a la defensa que todos tenemos. Según lo veo, es una dura crítica al sistema de justicia (inglés, ponele) y a los abogados en particular. Pero no es nada que no se vea por otros lugares. Todos vemos cómo la justicia hace agua en distintas partes del mundo, cómo el palabrerío abogadil puede hacer que se pierda el foco de lo realmente trascendente (una persona ha muerto a manos de otra) y qué nos genera eso. A mí me generó una gran impotencia, creo que no soy la única.
Con Tennant no descubro nada, no estoy diciendo que actúa genial un tipo del que nadie sabe nada. Pero el que hace de asesino me resultó una gran revelación. Liam Foyle, el loquillo violento fan de las aves interpretado por Tobby Kebbell es buenísimo. Kebbell dota a su personaje de miradas que asustan, que intimidan. Su falta de empatía y la mecha corta-recontra corta (este muchacho tiene serios problemas con el control de la ira) hacen de Foyle un asesino que nos encantaría ver en Criminal Minds. En la construcción del villano no encontramos mayores explicaciones, como pasara en The Fall. El tipo es así porque algo lo ha hecho así, pero a los fines no nos interesa saberlo, porque la historia funciona bien así. Cualquier intento de justificación del por qué de su violencia sería en vano.
Un gran sobrante, con un protagonismo desmedido y cuya historia a duras penas interesa es el de la abogada rival de Burton, la eterna number 2, Maggie Gardner -Sophie Okonedo-. La envidia que siente por no ser la mejor hace que se vaya de mambo, aún poniendo en riesgo su vida. Choca que la mina no entienda que ya hay uno que la está pagando como para que ella siga en la que sigue y actúe como actúa, sobre todo en el desenlace que no voy a reventar, porque es de los pocos y grandes momentos de tensión pura que se viven en TEA.
 

Veredicto Meh!: Si te gustan los policiales y es tu género preferido, te va a resultar entretenida pero no esperes una obra maestra, porque no lo es. 

Acá les dejo el trailer:
Ta luego!
 
@elledwards

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s