Recomendado: My Mad Fat Diary


Si bien My Mad Fat Diary estrenó en Enero del 2013 recién este fin de semana me di el panZaZo de verla de corrido y disfrutar de esta joyita de la televisión inglesa (Una más entre tantas). Les debo admitir que no había leído demasiado sobre ella pero estaba posponiendola porque no quería caer en una serie medio bajón… sobre todo con el tema que desde el título entendía iban a tratar. Pero Basura and TV ante mi ¿Qué tal? me respondió que era una genialidad, entonces con el tejido en la mano y la Pc sobre las piernas me di el gusto de mirarla toda de corrido… haciendo alguna pausa para recordar que tengo piernas y trasero.

 

Si bien la historia o el detonante no brilla por su complejidad, lo hace de una manera maravillosa y que uno no termina de comprender en su totalidad hasta el final… y lo hace sin caer en lugares comunes o golpes bajos simplemente para lastimar a su espectador. 
Rae es una chica con sobrepeso que se auto-llama “Globo” (Le dice al psicólogo… “Mi mamá tiene un novio sexy y es como yo. Un globo“) a quien conocemos cuando está saliendo de un hospital y desde el primer momento entendemos que es un hospital psiquiátrico. Ni bien sale le agarra un ataque de pánico ante la demora de su madre para buscarla y empeora cuando, después de superarlo, se encuentra con quien fue su mejor amiga… y su antítesis corporal: flaca, hermosa y popular.

Y ahí es dónde nuestro Ludo Matic empieza, desde dónde nos paramos y desde dónde arrancamos… Y donde el mundo de Rae se separa en dos: Sus nuevos amigos cool y sus amigos del hospital… y lo lleva bien, les juro, lo lleva bien hasta que ella explota y las estanterías se caen sin remedio. La cuestión es… ¿Rae podrá reacomodar los libros y seguir?

 Pero hasta que eso pase falta. Faltan un montón de situaciones que Rae supera como una genia, situaciones que cualquier adolescente pasa: Enamorarse, la primer menstruación, calentarse, no gustarse, sentir envidia, que otros sientan envidia de ella… y todo, absolutamente todo, se escribe en el diario.
La historia tiene varios ejes que la tienen a ella como protagonista:
– Su amistad con Chloe (Aquella mejor amiga de la infancia) que está compitiendo y abrazando constantemente. “Doy mi primer beso. Ella tiene sexo. Me indisponogo. Ella queda embarazada. Tipico de Chloe” es lo que, de alguna forma, dice constantemente. Pero Chloe no es “Todo lo que a ella le gustaría”, Chloe es simplemente alguien en quien confiar y alguien a quien odiar… al mismo tiempo.


– Su relación con la madre (y su nuevo novio). Definitivamente la madre no es una mujer sencilla de tratar… a veces parece brusca y que odia a su hija y otras, todo lo contrario. La sexualidad está a flor de piel con su nuevo gran amor y eso genera muchas situaciones un tanto extrañas, un tanto divertidas…
El novio, un extranjero que no sabe hablar español pero que está enloquecido por esa mujer “grande” que su hija llama Globo.

– Su amistad con “el grupo cool” y “sus amigos del hospital”. Si bien Rae, como les dije antes, la lleva muy bien… en algún punto tiene que explotar y lo hace… Igual me sorprendió muchísimo el tema de cómo esta serie trata “la gordura” y “las amistades”. El grupo cool la acepta casi al instante por su conocimiento en la música y su personalidad extrovertida y medio sin limites (Te dice lo que piensa y te la bancas)… no preguntan demasiado sobre su pasado pero están ahí y la hacen (y sienten) como fundamental dentro del grupo.


El grupo del hospital la tiene como líder, pilar fundamental y necesario… Es el modelo a seguir, la que logró ser libre y salir del hospital. 
– Su relación con ella misma y los conflictos que se le presentan: ser gorda, ser virgen, tener una bata-arcoiris… todo, todo lo que te puedas imaginar.
– Su relación con su piscologo: 

Para mí su relación con el psicologo es de las más interesantes. El tipo es un verdadero genio, que sabe llevarla y plantearle las cosas de alguna forma que siempre brillan… Se mira al espejo y se dice “Yo creo que yo soy perfecto” simplemente para demostrarle que uno no debe serlo para quererse y respetarse.
Pero al mismo tiempo es muy humano, las cosas le afectan y no es simplemente una figura que está ahí sentada y diciéndole cosas que todos podemos llegar a pensar.
Realmente es MI personaje favorito en toda la serie.

My Mad Fat Diary tiene diálogos geniales entre los personajes y con ella misma, acompañado de una animación decorativa que jamás sobra. Sabe usar el humor sin caer en lugares comunes ni bajos y, sobre todo, supo tratar el tema de la gordura de forma realista pero no simplista.


Los personajes son maravillosos, no hay uno que decís “Este está acá al pedo. Iba caminando y lo sumaron porque era lindo“.
Pero lo mejor de todo es la música… Cuando suena Radiohead es imposible no ponerte a cantar a los gritos.

 Son tan solo 8 episodios que si empiezan, no van a poder dejar de verlos.
Disfrutenlos y después vienen y me cuentan qué les pareció.

@missjulepina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s