[American Horror Story] ASYLUM 2*08 Unholy Night

Ahhhh, cómo odio la navidad, y los capítulos navideños de todo. Me molesta que en la tele todo se vea monopolizado por el gordito barbudo, jesusio, los renos y la nieve. Porque parece que en todos lados nieva, pero no. Acá, en este momento hacen 30.5 grados (La Plata City) y qué nieve ni nieve. Estoy abrazada a mi tereré -costumbre adquirida gracias a la Jule-, con el aire acondicionado al palo, así que no me vengan a bolacear. Lo único que rescato son dos cosas: que hay regalos y que al menos los colores navideños son rojo y blanco y no amarillo y azul.

Ya me quejé lo suficiente, vamos a la review de este 2×08 que para ser navideño, estuvo piola. No fue mi episodio preferido, pero tuvo la presenia de Ian MCShane, que es uno de esos actores que fascinan porque se suele ir al carajo de tan bien que actúa. Y se parece tanto a mi Al Pacino adorado… Por ahí por eso me cabe tanto.

Otra vez un flashback, 1962. Esta vez para mostrarnos la historia de Crazy Santa -McShane- que gusta de cagar a tiros a un Papá Noel de esos que juntan plata en una ollita. Por lo visto, para robarle  el traje.

Porque la onda era entrar en una casa, un par de días antes de navidaT, con un objetivo bastante claro: no sólo asustar a la pequeña y adorable Susie…

… Sino agarrar a sus papis de la cama…

… Atarlos con lucecitas de colores, ponerles un tiro a cada uno, a la niña también, y como veremos luego, ser atrapado por la poli y terminar en nuestro loquero de confianza. ¿Quedo muy limada ante sus ojos si digo que me encantaría poder atar a gente con lucecitas en esta época del año? No digo matarlos a tiros, pero al menos amordazarlos un poquito… Por unos días… 

Como navidad es navidad para todos y todas, en Briarciff también hay un arbÓl. La Sister Devil que es taaaan buena, ha reinstalado la tradición, luego de que un “incidente” que -por ahora-desconocemos, hiciera que la Sister Jude dejara de celebrar tan copada efeméride.

Veamos esta secuencia. Recordemos que la semana pasada, el poli residente mató a nuestra Loca-del-Hacha cuando Kit volvió y entró el mostro que hemos bautizado Deformín.

Buuu, tengo culpa, te maté, ¡Am sou zorri!

 

¡Oh, no! ¡Estás viva! No querido, estás alucinando. ¿Te armamos una camita?
Ay, menos mal. Sigue fría.

 

A todo esto, no sabemos cómo, la Sister Hot volvió –y no en forma de fichas– sabiendo que NO MATÓ A NADIE, ni siquiera a un policía motorizado. Y está decidida a cargarse al diavolito que habita en la blondie-monji. Con una navaja de afeitar a la que es mejor no perderle el rastro.

Dijimos “No sé lo que hiciste la navidad pasada”. Bueno, ahora lo vamos a contar.

El Loco del Arbolito está en Briarcliff, en la celda mugrosa.

 

Pero un año antes estaba en la salita común, le pintó el canibalismo
y le hizo ñam-ñam a uno en el cachete.

 

¡Justo cuando llegaba la gente del diario!

 

 

 

 


¡Mirá el pajarito!

 

 

 


Ahora, qué manía que tenía la Jude con la prensa, ¿no? ¿Qué quería demostrar? ¿Una institución modelo DE QUÉ? Primero este fotógrafo, después Lana, que entró con la excusa de “¡Ay qué buena onda tu panadería!”, pero en realidad quería ver al Bloody Face. Jodete Jude, esto te pasa por mediática.

 


Sabemos que la rubita no da puntada sin hilo, y que hace todo lo contrario a lo que hacía Jude. Así que si Jude tenía al limado este en custodia, ella lo va a dejar libre, y todo con una agenda

escondida.

Las reuniones diablín rubio-nazidoc son de mis preferidas. Tienen unos diálogos geniales entre dos intelectos claramente superiores. Esta vuelta, intentando ganarse quién sabe qué favores -¿no morir?-, el Doc le lleva un regalito navideño, que consta de un par de aros afanado a una judía de un campo de concentración. La historia de los aros me hizo acordar a esta escena de Pulp Fiction

Me desconciertan totalmente las reacciones del Doc para con la diablita. No sé si es consciente del poder que tiene, de que es POSTA el diablo encarnado en una persona. No sé si con ese regalo pretendió ganarse su gracia, o qué. Lo cierto es que siempre queda culo para arriba el Doc en las batallas dialécticas que emprende con esta sujeta.

¡Apostemos! ¿Quién cree que Lanita la tortita lleva en su panza un serialkillercito? ¡YO!

Me caí de culo acá. Nunca me hubiera pensado que el nazi iba a caer a buscar a Hey Jude, asustado y rogando por ayuda. Ni en un millón de años. Ella tampoco. Pero ahora su mente está más clara, libre de culpa y cargo, ya puede idear un plan para librarse de la guacha poseída que la sacó de su misión encomendada por el señor y blablabla. No sé si está más determinada o más chapa. Me pasa siempre con la gente que dice que tiene una “misión divina”. Esa gente siempre me parece la más peligrosa. Ojo, él también. Los que se creen elegidos me generan la misma sensación.

Llegada la fiesta navideña, cae el monseñor de madera con regalos, una estreSHa re linda -pensé que la rubia la iba a tocar y le iba a salir humo de los dedos, pero no, y menos mal que no porque era re quemado el recurso- y ¡ay, el arbolito!

 

Qué cosa más grotesca… El monseñor lo compara con el arte ready-made de Duchamp... Y no le 

erra por mucho.

Como la navidá es época de perdón, se establece una mini-tregua entre estos dos. No me la creo. Y ellos tampoco. Se podrían ahorrar la charada. Creo que ni la loquita del fondo se la cree.

¡Vamos al delirio de la semana! Nuestro loquito más copado está con su jermu, preñada ella, trayendo un súper árbol, deseando que sea un baby boy…

… Pero en la escena siguiente, ¡es la Loca del Hacha! Ay, es que zu corazón tiene mucho amor para dar, a las dos muertitas puede querer y alucinar por partes iguales.

Pero oPio, todo era un sueño, Kitty querido. Lana la torta lo despierta de esa realidad tan… No sé ni cómo definirla (no sé si para él era placentero), le saca las droguitas… Ya hay una certeza: vos no sos el Bloddy Face. Creelo, porque yo lo sé, casi me hace telita de sillón. Vamos con los polis.

Pero pobre Kit, no sabe ni en qué planeta vive. Si está con los marcianos, en el loquero o en Rafael Calzada. Ni si esa que le habla es Lana o Hilo para macramé.

– ¡Hola! Llegué, nazi amiguito mío. ¿Y ahora qué hacemos?
– Vamos a tu ofi, te mando a la rubia. Bancá un ratito. 

El monseñor este es RE confianzudo, por no decir que pareciera que le tira onda a todas las monjas. De repente, ahora ésta es la mejor monja con las mejores ideas del mundo mundial. Veleta. Madera. Ojalá te hagan galletita.

¡Secuencia copada de IanMcShane!

El Loco del Arbolito revolea la escalera con la que el guardia está poniendo la estreshita…

 

Te agarro del cogote, te agarro.

 

¡Opa! Tengo más abuante que vos, loquillo. Otra vez adentro, zoquetín.
¿No les parece que a Lana a veces la escribe Shonda?

 

 

 

Finalmente, Lana encontró un tel. En la ofi de Sylar. ¿Justo a esta tenías que ir, siendo que hay 

tantas otras oficinas? PO-NE-LE.

Y como era esperable, aparece Sylar. Demasiado esperable. Y la cantinela también: “Que confié en vos, me dejaste en banda y te escapaste y tuve que tirar todo lo que me incrimina. ¡Y ahora vas a morir!”.

El poli culposiento, ay pobre, ya me estaba dando penita… 

Se encuentra con la diavolilta. A la que le había dicho “buuu, maté a una, llamemos a la policía de verdad, me hago cargo”. Ella, ni lerda ni perezosa, con la navajita de Jude.

¡ZÁCATE! Le abre el gañote. Un quilombo menos. Y otro muertito para que practique el Doc. 

Total, que le echamos a culpa al de los ojos de loco de mierda.

Ay nazi, qué buena cama le hiciste a Hey Jude. Clap clap clap.

Te aplaudo, me hiciste entrar como un caballo. Te creí que le tenías miedo a la ex-naif y pura Mary Eunice. Pero nada, sos un nazi mentiroso hijo de mil puta, otra cosa no se puede esperar de vos. 

Me encanta la cara de chapa totalmente ido de este tipo. Qué bien elegido. Todos sus diálogos son excepcionales. No sé qué dice esto de mi estado mental. Es uno de los Santas más creepys que he visto. Me convenció por un rato que decíamos adiós a Jude.

¿Hay alguien que tenga una vida más de mierda que la de la pobre Lana? Posta, ¿hay? No-le-sale-una. Los guionistas están ensañadísimos con este personaje.

¡VAAAAAAMOOO’ KIT! ¡Por eso tenés un nombre tan copado como el de El Auto Fantástico! Llegaste en el momento justo. Ya te amo más que en la temporada pasada. 

Acá empecé a decirle “adiós Sister Jude, gracias por los servicios prestados, por la hermosa escena del suicidio fantaseado de la semana pasada…”.

Hay un viejo proverbio klingon que dice “La venganza es un plato que se sirve mejor frío”, que tiene toda la razón. Le están rebotando todas a Jude. Si fuiste una yegua, ahora bancate las repercusiones. Por más que sepamos que ahora tiene razón, que el diablo metió la cola, ella les daba rebencazos a los internos. JO-DE-TE.

Matar o no matar a Bloody Face, that is the question. Si lo boletean, la policía aún tiene la grabación con la confesión de nuestro héroe enamoradizo. Si no, la vida de Lana sigue en peligro. ¿¿Qué hacemos??

Momento bizarro del episodio, y para qué mentir, es lo más bizarro que viene teniendo la temporada:

El nazi se lleva en un vagón el cuerpo de Grace

 

(Aún no entiendo por qué hay vías ahí abajo del loquero, pero buéh).

 

 

Pero wait… Aparecen las luces raras, enceguecedoras…
Grace no ta más. Puff. Se fué.

 

 

Cuando todo parecía perdido…

 

 

Jude sacó la experiencia de bares, tabernas y largas noches de la manga y se hizo del abrecartas y ¡SLASH! All cuello del loquillo del arbolito. Esta mina es más dura que Chuck Norris. ¡Me encanta que no nos saquen a Jessica Lange!

Por lo visto, Lana y Kit llegaron a un acuerdo: no cargarse a Sylar y dejarlo encerradito en un cuartucho de porquerías. Atado y amordazado. Todo bien, pero ¿posta se creen que va a durar algo ahí? Es un buen cliffhanger…

La semana que viene, volvemos con el 2×09, The Name Change, antes de entrar a la hibernación de AHS. Lo más probable es que después sigamos con Fringe y un resumen de lo que es su última temporada.

¡Hasta la vista!

Julep&Elle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s